Organizaciones emprendedoras

María Sanz de Galdeano, 30 de abril de 2016

 

Emprender es una actitud que emerge en todos los ámbitos y empresas. Siempre hay personas, trabajadores que con su propia iniciativa, crean nuevos proyectos, productos, procesos, o mejoran los existentes. Son los llamados Intraemprendedores. Hay empresas, las más innovadoras, que además tienen establecida una cultura que lo fomenta. El ejemplo más conocido es Google, donde sus trabajadores dedican el 20% de su tiempo a desarrollar proyectos que les apasionany así colaborar en el crecimiento de su empresa. De esta manera se han creado proyectos tan conocidos como Gmail gracias a esta fórmula. Apple y Linkedin también están usando el mismo método desde hace algún tiempo.

Procesos establecidos

Las empresas que en su estrategia está fomentar el intraemprendimiento suelen tener un proceso establecido y promovido desde la dirección. Por ejemplo, en Telefónica, cualquier empleado puede participar en la creación de nuevos proyectos. A partir de una convocatoria interna se presentan las ideas que pasan una preselección. Éstas son presentadas ante un jurado compuesto por personal interno y externo. Las aprobadas pasan a una fase que llaman ideación que dura tres meses y al que se asigna un presupuesto y un equipo asignado. La idea es desarrollada y finalmente se presenta ante un comité evaluador. Si éste no da su visto bueno, sus creadores vuelven a sus puestos anteriores. Si la evaluación es positiva, los miembros del equipo abandonan su puesto de trabajo anterior y pasan a integrar el equipo de Product Innovation de desarrollo, prototipaje y lanzamiento al mercado de la idea.
Las ventajas de implantar esta cultura son muchas, pero habría que destacar la retención y reconocimiento del talento, así como la generación de innovación y finalmente el crecimiento de la empresa.

Empresas que nacen de empresas

A veces ocurre que en este proceso de intraemprendimiento se genera una oportunidad cuyo desarrollo es más adecuado que se realice fuera de la propia organización por diferentes motivos: estratégicos, de gestión, financieros, de explotación de nuevas oportunidades, nuevas tecnologías o aumentar el compromiso de los trabajadores más talentosos. Finalmente, para desarrollarla se crea una nueva empresa que se llama Spin-off.
Lo más adecuado es que estas nuevas empresas sean independientes económicamente de la que surgen y desde el inicio cuenten con recursos suficientes hasta la plena independencia de la matriz. Su equipo debe estar muy cohesionado y todos los implicados deberían percibir que se gana con la escisión. Normalmente, la Spin-off lleva un camino diferente que los nuevos gestores deben tener muy presente por cuestiones de gestión, costos, estructura… etc.
Un Spin-off empresarial cercana es Zombielib de BIKO. Después de 18 años de experiencia y más de 500 proyectos de transformación digital, BIKO crea esta empresa con una estrategia complementaria, la de generar un nuevo modelo de adquisición de usuarios de juegos móviles.

Empresas que nacen de universidades

No sólo se crean empresas desde las empresas, también se crean desde entornos como la Universidad. Son los Spin-offs universitarios, empresas creadas por personas de la comunidad universitaria cuya actividad está basada en el conocimiento y los resultados de investigación.
Anteral es uno de estos Spin-offs de la Universidad Pública de Navarra, una pyme formada por ingenieros y doctores en las áreas de telecomunicación, electrónica y física cuyo origen es un grupo de investigación de antenas de la UPNA. Trabaja en soluciones innovadoras en temas como el espacio, telecomunicaciones y ciencia.
Otro ejemplo universitario, es Lev 2050 empresa de base biotecnológica creada por David García, un doctor de la Universidad de Navarra, que junto a otros investigadores se dedica al trabajo con levaduras en el sector vitivinícola. Estas dos Spin-offs universitarias están instaladas en los Viveros de Innovación de CEIN.
En los últimos años prácticamente todas las universidades en mayor o menor medida, se están transformando en universidades emprendedoras y entre sus objetivos está el de fomentar el emprendimiento y la creación de empresas. Está claro que el principal beneficio es para la sociedad, por la trasferencia al mercado de dichos resultados, por la creación de riqueza en el entorno y de puestos de trabajo de alta cualificación.

María Sanz de Galdeano

Artículo publicado en Diario de Navarra el 30 de abril de 2016

https://www.diariodenavarra.es/noticias/opinion/2016/04/29/organizaciones_emprendedoras_451056_1064.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *