La transformación digital

María Sanz de Galdeano. Artículo publicado en Diario de Navarra el 17/03/2016

https://www.diariodenavarra.es/noticias/opinion/2016/03/18/la_trasformacion_digital_una_gran_oportunidad_para_emprendedores_442861_1064.html

Estamos al principio de una nueva era en la que la tecnología está al alcance de todos. Actualmente tenemos muchas más oportunidades que nunca. Podemos escribir un blog, diseñar nuestra propia ropa, realizar un video, editarlo, difundirlo, conocer gente con los mismos gustos, tener nuestra propia audiencia, criticar marcas, asistir a clase de una lejana universidad, hemos cambiado nuestra manera de comunicarnos, de informarnos, de tener ocio, de realizar la compra, buscar trabajo, organizarnos las vacaciones, desplazarnos, hacernos amigos..

Cambios en la empresa derivados de la transformación digital

Las empresas también por su parte están viviendo estos cambios y de manera muy profunda. Todos los análisis apuntan que la trasformación digital es y será cada vez más una de las claves para la supervivencia de las empresas en los próximos años.
La trasformación digital se refiere al proceso por el que la empresa se reinventa constantemente usando la tecnología para conectar personas, cosas u otras empresas con el objetivo final de eficiencia, competitividad y rentabilidad. Puede afectar internamente a sus procesos y cultura o externamente a los canales de venta y comunicación.
Por lo incipiente de la nueva era y la velocidad que está imprimiendo, no existen recetas sobre cómo hacerlo ni se tienen claras las claves del éxito. Sí que parece que pudieran ser necesarias ciertas condiciones para que dicha trasformación sea más exitosa. A pesar de que lo digital sea tecnológico, “las personas, son lo primero” y así se recalca en las conclusiones del estudio de Tecnología Accenture Technology Vision 2016 . Además añade que mientras los avances tecnológicos crecen rápidamente, las compañías deben ser cada vez más trasparentes, centrarse en gestionar el cambio y capacitar a las personas, trabajadores, consumidores y resto de socios.

Otra clave fundamental es entender esta transformación como un proceso estratégico, trasversal a la empresa y que afecta a todas sus áreas y por lo tanto dirigida por sus líderes con el fin principal de mejorar la experiencia del cliente. Este, recordemos, es cada vez más exigente, informado, conectado y crítico, y busca soluciones, que no productos, que le sorprendan y hagan la vida mejor, más fácil.
Es evidente que las empresas deberán prepararse cuanto antes para ser capaces de responder a estos retos y para aprovechar las posibilidades que ofrece el hecho digital. Se abre un mundo de oportunidades para personas emprendedoras. Será necesaria la generación de servicios que apoyen a las empresas ya existentes en su trasformación y emergerán además nuevos emprendedores con soluciones cada vez más rápidas, eficientes y baratas que respondan mejor a las necesidades cambiantes de los consumidores.

No sólo es cuestión de tecnología

La unión de la trasformación digital con el Design thinking o pensamiento de diseño es muy interesante. Las relaciones digitales con los clientes deben ser paradójicamente cada vez más humanas y cercanas buscando su compromiso y su conversión en seguidores o fans. Las nuevas empresas deberán llevar en su ADN la flexibilidad y adaptación a los cambios que su mercado requiera.
Las principales tendencias y donde surgirán los nuevos negocios de la era digital tendrán relación con internet de las cosas (cuyas aplicaciones pueden darse en la ropa inteligente, la industria 4.0, en las smart cities..), la economía colaborativa, la nube, el uso del big data, e-commerce, la entrega inmediata de productos, lo que llaman la última milla o mezclar lo digital y lo tradicional, la fabricación personalizada, redes sociales, marketing digital, marketing inbound, Fintech o servicios financieros, pagos móviles, drones, robots, realidad aumentada, etc.
Sin embargo hay que recalcar que si bien es necesario manejar y analizar datos, lo esencial es la posterior toma de decisiones estratégicas. Por ello las habilidades como la empatía, la escucha, la visión, la creatividad además de saber comunicar bien y ser rápido adaptándose, serán las que marquen la diferencia entre las empresas. Estas habilidades, y no las digitales, serán las principales claves para el éxito futuro de una empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *