El fenómeno global de Pokemon Go

María Sanz de Galdeano, 6 de agosto 2016

Pensaba que lo conseguiría, que sería capaz de reprimirme, pero está claro que el verano es el mejor momento para caer en las tentaciones… y sí, aquí estoy, escribiendo sobre el fenómeno POKEMON GO…. No sé si cuando se publique este post habrá algo todavía por decir y si todavía quedará algo por aportar, pero no me he podido resistir.

Hasta el momento es la noticia global amable del verano. No me refiero a alguna de sus consecuencias, que no han sido tan agradables, sino al fenómeno en sí. Entre tanta noticia dura y terrible, la hemos acogido en general con simpatía y han aflorado en muchos de nosotros las ganas de jugar.

Tecnología móvil

Pokemon Go es un ejemplo de que actualmente y gracias a la tecnología disponible en prácticamente todos los teléfonos móviles, un nuevo producto es capaz de llegar y extenderse de manera global e inmediata, como si el mundo se hiciera cada vez más pequeño. En menos de un mes, la aplicación ha sido record de descargas, la cotización en bolsa de Nintendo ha subido hasta prácticamente doblar su valor y ha vuelto a bajar al descubrirse que sólo recibirán una pequeña parte de los beneficios del juego ya que lo ha desarrollado otra empresa, Niantic . Hay diferentes opiniones sobre Pokemon Go, la generalizada es que Nintendo en poco tiempo volverá a cotizar con los valores de hace un mes, como Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa, que le augura un éxito muy breve.

Fundador

El creador del juego no es ningún joven y acumula mucha experiencia y éxitos. Se llama John Hanke y tiene 49 años. Fue un muy buen estudiante de la Universidad de Texas en Austin, creó varias empresas como Keyhole que fue comprada por Google en 2004, donde pasó a desarrollar los productos más relacionados con el geoposicionamiento como Google Earth, Google Maps, StreetView,..etc. Y en 2010 decidió crear Niantic, una empresa que trata de aprovechar su conocimiento profundo y experiencia en geolocalización con las posibilidades de la tecnología móvil y el ocio. Para poner en marcha esta empresa Hanke buscó socios como el propio Google, donde además estuvo alojado en sus inicios y Nintendo (copropietaria de Pokemon Company). En 2015 estos tres socios fueron a una ronda de financiación donde obtuvieron 18 millones de euros más otros 10 condicionados a su evolución.

Aplicación inspiradora

Desde entonces su objetivo es cambiar la forma de cómo la gente ve, siente e interactúa con su entorno. Crearon juegos previos como Ingress y Pokemon Challenge y recientemente vieron la posibilidad de unirlos y combinarlos para crear el nuevo Pokemon Go. Era el momento oportuno, la tecnología disponible hoy en día lo permite y han conseguido, como dicen en su web, ayudar a los usuarios de todo el mundo a divertirse y a socializar en una increíble comunidad mundial donde los jugadores compiten y colaboran en más de 200 países alrededor del mundo. Además han añadido otra novedad: no se trata de jugar on line desde el sofá de las casas, deben salir de ellas, andar, moverse y socializar en el mundo no virtual. Empresas como Macdonnalds y Primark están en negociaciones con ellos para conseguir ser parte de la estructura física que atraiga clientes mediante pokeparadas, etc. También es una aplicación inspiradora: Moscú está desarrollando ya la suya propia donde las personas deben encontrar en sus calles personajes famosos históricos de la ciudad. Hay otros ejemplos más curiosos, como chóferes que se ofrecen para llevar a personas a jugar si no quieren o no pueden moverse. Este 7 de julio, recién lanzada la aplicación en Estados Unidos, el propio Hanke tuiteó que tal vez sería un juego que daría paso a una nueva era en su sector, sin imaginar la repercusión que iba a tener a los pocos días.

Emprendimiento y realidad aumentada

También existen detractores, algunos ven como una amenaza muy real el negocio que conlleva el manejo de datos gracias a la cantidad de información personal que sus usuarios están regalando a Niantic y del que no se conoce ni su tratamiento ni su posible uso. A pesar de todas las críticas, ha supuesto una llamada de atención sobre las posibilidades de innovar gracias a la geoposición y a la realidad aumentada. Parece que compañías como Apple ya han anunciado inversiones en esta tecnología. Empresas navarras apoyadas por CEIN ya las usan, como TedCas , instalada en sus viveros y referente mundial en el ámbito del control gestual en el sector de la salud o como iAR, que ha recibido numerosos premios nacionales e internacionales y que desarrolla e implementa soluciones a través de aplicaciones avanzadas de realidad aumentada en entornos industriales. Jon Navarlaz, uno de los fundadores, me comentaba que el fenómeno Pokemon Go está muy ligado al nuevo enfoque de la sociedad, donde todo está conectado y la realidad aumentada aparece fuertemente como forma de conexión, pudiendo ser aplicable a nuestra vida cotidiana. Podemos utilizarla para, por ejemplo, conocer los nombres de los montes de alrededor (Peak.AR), ver dónde están los restaurantes o eventos (Wikitude), además de los entornos industriales donde ellos trabajan.

El fenómeno me ha gustado entre otras cosas porque, utilizando las tecnologías existentes a mano, se ha creado una nueva experiencia. Me ha parecido interesante porque no es un producto surgido gracias a un golpe de suerte, sino a la experiencia y conocimiento de una persona que ha sabido crearlo dando una vuelta de tuerca a sus productos maduros y los ha reinventado. Y una vez más es un ejemplo para señalar que está todo por inventar o reinventar y así sorprender, aunque sea temporalmente y de manera frívola y veraniega, al mundo mediante creatividad, experiencia y conocimiento.

María Sanz de Galdeano- DN+

Artículo publicado en Diario de Navarra el 6 de agosto 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *