Donde el talento te lleve

María Sanz de Galdeano. 10 noviembre 2017.

 

Dicen que todos tenemos un talento, una capacidad especial. Una combinación de conocimiento y habilidades que para su desarrollo es necesario conocer primero y después dedicarle esfuerzo y compromiso. Para descubrir el propio talento hay que buscar justo en el punto de intersección entre aquello que se nos da bien, lo que nos gusta y cultivamos con constancia y perseverancia. Actualmente el talento de las personas que conforman las empresas es lo que diferencia a unas entidades de otras. De la misma manera, una buena parte de las nuevas empresas exitosas están fundadas por personas emprendedoras que sacan adelante un proyecto desde su talento, que actúa como eje de su desarrollo personal y profesional. Según Antonio Marina, autor del libro «El talento en los adolescentes», la época de la adolescencia es clave para el desarrollo personal, porque es cuando se fijan los hábitos, las aficiones, destrezas y talento. Por ello recomienda a los padres ayudar a sus hijos a descubrirlos, escucharles, apoyarles y fomentar su pasión.

 

Esto lo sabe bien Iñaki Andradas, que desde los 12 años quería ser cocinero. Hoy, con 27 años y después de haber sido jefe de cocina en diferentes restaurantes, es el chef y propietario junto a otras tres personas del restaurante «BaserriBerri». En el año 2014 ya recibió el título de “Cocinero Revelación Navarro” y este año ha sido el ganador del concurso de la «XIX Semana del Pincho de Navarra 2017”. Además, ya ha escrito su primer libro “22 razones para tener vino en tu mesa”. Cocinaba con su abuela, sobre todo durante los veranos, le encantaba probar todo y desde entonces tiene gran capacidad para recordar sabores y olores. Su madre trabaja en un banco “somos muy diferentes, ella es de necesidades y yo de posibilidades. Ella vive el día de hoy y yo vivo soñando todo el día. Yo veo los huecos, las puertas o al menos lo intento, para ver las que se pueden abrir o cerrar y mi madre vive el presente. Mi padre, que es árbitro de fútbol, es muy crítico conmigo y gracias a él intento mejorarme. Siempre me saca los fallos y esto hace que me esfuerce más.”

Su propuesta gastronómica es fresca, diferente, divertida y de gran calidad en la hostelería navarra. Y no lo digo sólo yo, lo dicen diferentes críticos gastronómicos que han pasado por su restaurante y  las opiniones y puntuaciones de TripAdvisor (sitio web que incluye opiniones de clientes y viajeros). Por otra parte, todo lo que propone está absolutamente medido, trabajado, elaborado, analizado y estudiado. Usa técnicas y recetas inspiradas en sus viajes ya que viajar y cocinar son sus dos pasiones, que consigue unir en sus creaciones. Por eso también está involucrado en un restaurante en Chihuahua,  México y otro en el barrio rojo de Ámsterdam,  que abre 7 días al mes y donde ofrece cenas pop up. Llevan en el avión neveras cargadas de menús de pinchos para 26 personas. Cobra 200 euros por persona y llena todas las noches que abre. Consiguen crear el ambiente de un club exclusivo. Y es que está convencido de que el cliente cada vez busca más la exclusividad y la diferenciación. “Es necesario renovarse  o no enganchas a la gente. Todos queremos lo nuevo, lo más puntero. En gastronomía es igual.”

Me comenta que también en Pamplona el cliente quiere sentirse como un rey, a precios bajos. Su idea es hacer un restaurante en el que el modelo de negocio evolucione constantemente. Por ejemplo, no tiene carta, son menús cerrados siempre sobre la tendencia, de alta cocina pero a precio asequible. Presenta todas las semanas al menos un plato nuevo, entre otras cosas para que sus trabajadores se sientan motivados y sigan aprendiendo. Necesita al personal “enchufado creando” y en la misma sintonía. Hacen reuniones de trabajo de ideas todas las semanas y resalta el binomio que existe con su mano derecha,  Luquen “somos muy parecidos, aunque él es más cocinero y yo más emprendedor”.

Me resulta también muy interesante su metodología de sistematizar a través de informatizar y archivar todo lo que va creando y documentado gráficamente, lo que le sirve para observar también su propia evolución. Ahora está diseñando un nuevo concepto de negocio diferente al actual que seguro que dará que hablar, además de abrir una importante línea propia de innovación donde experimentar en diferentes campos, y con nuevas tecnologías como la 3D. Es consciente que tal vez algún día se tenga que reinventar de nuevo “pero esto me sale innato. De la misma manera que no me da miedo que me copien las ideas, porque sé que tendré nuevas.”

Es un emprendedor que considero un ejemplo claro de vocación y de desarrollo del talento y cuyas claves de éxito son la formación, viajar, arriesgar, trabajar mucho hasta el más mínimo detalle y contar con un equipo de buena gente para diferenciarse e innovar cada día.

 

La educación y otras circunstancias de la vida a veces nos desvían del camino personal y natural por el que el propio talento nos habría conducido, lo cual no significa que algún día no consigamos retomarlo. Algo parecido le pasó también a Danny Imizcoz, emprendedor de Matukio, empresa de eventos innovadores llave en mano. Desde los 14 años su pasión era la comunicación. Sin embargo él estudió Ingeniería Industrial, profesión que ejerció durante 15 años hasta que decidió cambiar su vida y dar un giro profesional de 180 grados para seguir su propio talento. No obstante, considera que el haber estudiado una carrera como la suya le ha preparado para afrontar cualquier reto y sobre todo para comprender que la valía de una persona está en su capacidad y no en su titulación. Por ello, ese cambio de profesión hacia un entorno relacionado con las relaciones públicas y la comunicación lo ha canalizado a través de su carrera universitaria, ya que el ser Ingeniero Industrial, me comenta, le ha valido también para tener relaciones con muchos de los que fueron sus compañeros de clase, que hoy en día ejercen puestos relevantes en importantes empresas Navarras de todos los sectores. Su pasión por la comunicación tampoco la había dejado de lado, ya en sus inicios como universitario comenzó como locutor de radio en Trak Fm, emisora de radio donde 25 años después sigue realizando su propio programa A por ellos. “Todas las experiencias que una persona tiene a lo largo de su vida profesional son muy relevantes, aunque muchas veces no lo parezca, ya que toda experiencia tiene su forma de materializarse en oportunidad para desarrollar un trabajo o proyecto, solo hay que pensar, pensar y pensar.”

 

Sus palabras me hacen recordar las de Steve Jobs en su famoso discurso en Stanford “no podéis conectar los puntos mirando hacia el futuro; solo podéis conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tenéis que confiar en que los puntos, de alguna manera, se conectarán en vuestro futuro.” “Tenéis que encontrar lo que amáis. El trabajo llenará gran parte de vuestras vidas y la única manera de sentirse realmente satisfecho es hacer aquello que creéis que es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que se hace.”

¿Tú conoces tu talento, lo que te gusta hacer y lo desarrollas?

María Sanz de Galdeano. Artículo publicado en Diario de Navarra el 10 noviembre 2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *