Dame una razón profunda y verdadera

María Sanz de Galdeano, 3 agosto 2016

Es interesante escuchar a las personas emprendedoras cuando explican las razones por las que emprenden. Aquellas que tienen motivos profundos, como la búsqueda de una solución a un problema detectado, el cubrir una necesidad y lograr un mundo un poco mejor, han recorrido más camino que las que dicen por ejemplo, les mueve la necesidad o el dinero. Y esto es así porque sin duda se reflejará a la hora de liderar su proyecto, de venderlo, de gestionarlo y hasta para encontrar equipo, financiación o colaboradores. Aunque se trate de ocultar las verdaderas razones, éstas finalmente saldrán de una manera u otra a la luz.

Simon Sinek

Una de mis lecturas veraniegas de este año ha sido Start With Why (traducido en español por La clase está en el porqué) de Simon Sinek, que recomiendo como libro sencillo de final de verano y del que se rescatan algunas claves interesantes. Trata sobre la importancia de ir a la esencia, de analizar la razón de existir de proyectos, áreas, empresas, etc. Normalmente la mayoría de la gente, ya tenga un proyecto propio o trabaje para terceros, sabe perfectamente qué productos o servicios produce y vende pero no tiene tan claro por qué lo hace. En el caso de los emprendedores, cuando no tienen una razón clara para llevar a cabo su proyecto y se dedican a vender productos o servicios, limitan sus oportunidades, decisiones y se mueven en círculos más confortables e innovan menos.

Manuel Torres

“Contamos con lo más valioso y brillante que la vida puede darnos: nuestros hijos. Si les enseñamos a formar un equipo que les ayude a desarrollarse en equilibro, si estimulamos sus capacidades creativas y transformadoras de los recursos naturales, traerán un reparto más justo y solidario entre todos. Entreguémosles el poder, la ilusión y los medios para que puedan conseguirlo” Así explica Mtorres su labor de formación en robótica a niños. Su fundador, Manuel Torres, convencido de que parte de su misión es ésta, ha dedicado recursos, infraestructuras y mucho esfuerzo e ilusión a este proyecto. Desde 2012 están acumulando premios y así en 2016 ha conseguido ser vencedor absoluto de la Gran Final de España y subcampeón del mundo celebrada en St. Louis (EEUU) en un torneo global científico y tecnológico, la First Lego League World Championship en la que chavales menores de 16 años resuelven problemas mediante la ciencia y la robótica. Con esta dedicación a los jóvenes, la empresa demuestra gran seguridad en su futuro al crear su propia cantera de trabajadores, lo que al final redunda en confianza a sus clientes.

Pintas mucho en mi vida

Regalar amor, momentos de felicidad y de alegría a las personas y además que se sientan queridas y arropadas en momentos felices o difíciles es la motivación del proyecto Pintas mucho en mi vida de Maite Sanz de Galdeano, mi hermana. Su trabajo requiere de un proceso colaborativo de creación junto a sus clientes en cada uno de los cuadros personalizados que crea. Tener un porqué tan claro, le ha permitido innovar, atreverse, comunicar de una manera diferente y hacer un proceso único con cada obra.

Appel

“Creemos en pensar de manera diferente. Desafiamos el status quo haciendo productos que estén muy bien diseñados y fáciles de usar”. Esta es la razón de ser de Apple, lo creen, lo llevan a cabo y arrasan. Y estos principios son los que consiguen seguidores tan fieles y adeptos a la marca. Si un día Apple abandona estos principios sus fans lo notarán y no estarán dispuestos a pagar la diferencia. No es cuestión de vender una misión o razón profunda sólo por cuestiones de márketing o venta y que no resulte cierta. Hoy en día hay que ser coherentes, a los clientes no es fácil engañar.

Las personas no compran lo que haces, compran por qué lo haces

Son tres ejemplos diferentes que no tienen nada que ver entre ellos y sin embargo les une algo en común: tienen claro el fundamento de lo que hacen. Y a partir de éste definen el resto, el cómo lo van a conseguir y qué hacer y producir. Saber el porqué no es tan sencillo, según Sinek, «Las personas no compran lo que haces, compran por qué lo haces» y considera que hay pocos grandes líderes que den razones por las que creer en algo, sea lo que sea, y esto influye hasta en sus trabajadores. El sólo hecho de tener un porqué cambia por completo la visión sobre el trabajo.

A las organizaciones y a los líderes se les exige coherencia y esto se consigue dando buenas razones, modos y hechos (porqué, cómo y qué) y por este orden. Los emprendedores tienen la oportunidad de crear desde cero los pilares adecuados desde la verdad y reflexión profunda para inspirar confianza. No nos olvidemos que los clientes y colaboradores al final siempre es lo que buscan, confianza.
María Sanz de Galdeano. DN+

Artículo publicado en Diario de Navarra el 3 agosto 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *